El boom de consumo, que se registró este último, tuvo entre sus adjudicatarios a quienes apostaron por las franquicias en argentina.

Hoy en día, es posible hallar una gran cantidad de opciones, que van desde el rubro servicios hasta el comercio minorista más variado. En este escenario, hay muchos interesados en hacer negocios, tomando como base una marca que ya incursionó en el mercado, la que le asegura el know how necesario para realizarlo.

«Está demostrado que muchas compañías, con redes propias o bien licencias, están estudiando la opción de migrar cara el sistema franquicias. Por otro lado, muchas ya lo hacen de forma semienmascarada, como ocurre con los concesionarios de autos o estaciones de servicios», comentó Lucas Secades, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias.

Opciones
Las posibilidades de inversión para entrar al sistema son múltiples. Arrancan desde los dólares americanos 10.000, con requisitos de acondicionamiento del local y adquisición del stock prácticamente mínimos, hasta otras que ascienden a dólares americanos 800.000 y exigen un mayor cumplimiento de condiciones.

Conforme Secades, las favoritas son las que exigen un desembolso de $ 100.000 a dólares americanos 150.000, siendo los rubros de indumentaria, estética y salud los que han generado más atracción en lo que va de 2010.

«En lo que respecta a ropa, vemos que muchas marcas dejan el sistema de licencias, en locales multimarcas, y apuestan por la franquicia. Por otra parte, estética y salud es otro de los que medra acompañado por el interés de la gente de verse cada vez mejor», explicó Secades.

También es notable la manera en que se va diversificando el sistema, con la aparición de negocios singulares que se enfocan, por norma general, en servicios. En este caso, las alternativas contemplan desde franquicias de estudios jurídicos hasta de formación a distancia, enseñanza de idiomas y lavanderías.

En lo que se refiere a las demandas por la parte de los franquiciantes, la mayor parte demanda plazos de cinco años de contrato -algunos lo dismuyen a tres años-, mientras que otros también solicitan el pago de regalías por ventas, que pueden ir del 1 al 5 por ciento, en su mayor parte.