Aunque las estadísticas del sector de las franquicias dan cuenta de que el cuarenta por ciento de las mismas son del rubro gastronómico, existen otros sectores capaces de entregar buenos márgenes de rentabilidad y que en tanto aparecen en la mira de muchos inversores y emprendedores. Uno de estos rubros es el planeta de la moda y en concreto los emprendimientos que ofrecen ropa para los más pequeños de la familia; bebés, niños y también adolescentes.

Ahora bien, ¿cómo identificar un negocio rentable de uno que no lo es? Tal como explican en una investigación de profesionales expertos en franquicias, es esencial que la rentabilidad sea acompañada por la sustentabilidad en el tiempo, esto para ser realmente exitosos.

franquicias-ropa-niños

En este punto, el citado especialista indica que las franquicias cumplen con estos requisitos en términos generales, con un “índice de mortandad” de sólo el ocho por ciento tras 5 años, en frente de la “mortandad” del 75 por ciento de los negocios independientes al cabo de un año. En rigor, lo hemos visto habitualmente, por ejemplo los locutorios, los maxi quioscos, las canchas de pádel. Sumarse a un negocio de moda puede acabar por ser perjudicial, sobre todo cuando se trata de negocios independientes cuya moda es, después, pasajera.

En lo que sigue vamos a ver algunos ejemplos de franquicias con probado éxito y recorrido en el mercado argentino, una modalidad sobre la cual puedes ver más en el link, todas y cada una enfocadas en indumentaria para niños. Veamos.

Mimo & Co. es un verdadero paradigma en este terreno. Surgida en 1970 en la Argentina, esta empresa se sumó luego a la modalidad de franquicias y ahora opera en múltiples países de la región y asimismo en otros más lejanos como Israel, Angola y Bélgica. Actualmente dispone de más de 160 locales bajo la modalidad de franquicias.

Con foco en el público joven, cuarenta y siete Street es otro caso de éxito. Este emprendimiento, que ofrece ropa y accesorios para este target, fue fundado en mil novecientos ochenta y seis y una década más tarde empezó a operar bajo la modalidad de franquicia. Dispone de más de 150 en operación, con locales en el país, Uruguay, Perú y Paraguay, siendo una de las más profusas en este terreno.

Otro caso digno de mención es Advanced, que se sumó a la modalidad en 2002. Si bien su participación con franquicias no es muy extensa, pues dispone de unos diez franquiciados en el medio local, se trata de otra interesante opción para participar de este segmento tomando provecho del reconocimiento de una marca desde el minuto cero, desde exactamente el mismo instante en el cual el local abre sus puertas.

Elefants, con ocho locales propios y más de 20 locales franquiciados, y Muaa, que supera las ochenta franquicias, son otras alternativas interesantes para observar. Cualquiera sea la elección, un buen planteamiento para quienes deseen sumarse a esta modalidad de negocio es acercarse a consultoras expertas en franquicias, que sabrán guiar al interesado en este mundillo que, como hemos dicho, ofrece buenos márgenes de rentabilidad pero que como ocurre en múltiples campos, requiere ingresar con el pie derecho. Y para hacerlo, no hay nada mejor que un especialista.