Nuria Luis — Triste nueva para la moda: Karl Lagerfeld, uno de los diseñadores más fecundos de la industria, autor infatigable, está muerto en la ciudad de París a los ochenta y cinco años, conforme han informado fuentes próximas.

De Lagerfeld resaltó su espíritu tenaz y su chomba con logo, diseñando hasta el final para Chanel,firma en la que ha estado al frente desde mil novecientos ochenta y tres. Hasta el momento no había habido rastros de flaqueza, salvo las apariciones al final de múltiples desfiles de su mano derecha, Virginie Viard, quien salió a saludar en su sitio al final de la última compilación.

Resulta muy difícil disociar la figura del diseñador de la de Chanel, mas asimismo se hallaba al frente de la dirección creativa de chombas FENDI desde hace más de cincuenta años, como de la firma que lleva su nombre, Karl Lagerfeld, que creó en mil novecientos setenta y cuatro. Él se definió como “una máquina”, hecho que probaba con múltiples de las compilaciones que presentaba de año en año para las 3 firmas, incluyendo Alta Costura y pret-à-porter.

Si hay una palabra que define el talento de Lagerfeld es la de polifacético. Este Leonardo da Vinci de la moda igual bocetaba que diseñaba y era asimismo de manera frecuente la cámara responsable de inmortalizar sus editoriales y campañas. Alemán de cuna, con 12 años se mudó a Francia para proseguir sus estudios y a los dieciséis, empezó a trabajar para Pierre Balmain. Va a ser en mil novecientos sesenta y cinco cuando se ponga al frente de la dirección creativa de Chloé, y al unísono, comenzó a cooperar con Fendi.karl lagerfeld

Conforme explicaba, cuando entró en Chanel “absolutamente nadie vestía de la marca. Conque me lo tomé como un reto. Los dueños me dieron carta blanca para crear, para hacer algo que funcionase, mas sin presión. Si no lo lograba, venderían la marca: mas si insistieron es que con mi llegada vendría el éxito, como de esta forma fue. A mí me atrajo la idea de resucitar algo que estaba fallecido”. Y de esta manera lo hizo: tomó los propios que transformó Coco Chanel en el ADN de la casa, y los reinventó. Lo hizo con el LBD, con las combinaciones en blanco y negro, con el tweed, con aquellas perlas falsas que la autora defendía firmememente. Asimismo con las joyas: Lagerfeld supo respetar y actualizar como pocos el legado de su predecesora, y lo hizo por poner un ejemplo en dos mil doce con la compilación mil novecientos treinta y dos, la reinterpretación de las piezas que compusieron las míticas de aquella primera de Bijoux de diamants que creó Coco a principios de los años treinta.

Si hay asimismo un mérito que atribuirle a Karl Lagerfeld, es su esmero por conservar el savoir faire de la artesanía vinculada a la Alta Costura.Bajo su dirección, en mil novecientos noventa y siete Chanel creó Paraffection (del francés “por cariño), una filial que abarcó a múltiples de los talleres con los que la maison lleva trabajando desde hace décadas, como Lesage, o bien Lemarié. Aparte de la Alta Costura, los desfiles Métiers d’art eran una exhibición de las complicadas tareas con la que estos históricos talleres servían a las propuestas del diseñador.

El equipo de FENDI, con Silvia Venturini Fendi en la dirección creativa, se despide de él con un comunicado en el que destacan la revolución que supuso la llegada de Lagerfeld a la casa en 1965: “Desde su primer día en FENDI, la relación más larga en el planeta de la moda entre un diseñador y una firma, Karl Lagerfed fue un auténtico soñador en todo cuanto invocaba, desde las campañas publicitarias hasta sus compilaciones ready-to-wear y de Alta Costura. Se atrevió a retar los límites, un genio moderno con un sentido único de la estética más intrépida”. Mientras que, en Chanel manifiestan “mucha tristeza y pena” y le definen como “pasional, fuerte y también intensamente curioso”.

¿Quién va a ser su sucesor? Conforme notifica Chanel, la propia Virginie Viard, su mano derecha y quien lleva más de treinta años a su sombra, va a ser de ahora en adelante la responsable de todas y cada una de las compilaciones.