Conforme la Fundación Internacional de Medicinas Integrativas y Tradicionales, la ozonoterapia es una terapia que, como lo señala su nombre, usa Ozono (O3) para alentar la capacidad de autoreparación orgánica.

O sea, esta técnica deja revitalizar las células y órganos estimulando las defensas inmunológicas a nivel celular y humoral.

Cuando el organismo se oxigena, el efecto de regeneración de los tejidos es inmediato. De ahí que se emplea para cicatrizar lesiones de bastante difícil restauración y ulceraciones en articulaciones o bien estéticas.

Asimismo genera un efecto calmante y antinflamatorio y tiene propiedades germicidas. Por ende previene el agobio oxidativo, difiriendo el envejecimiento prematuro y el síndrome de fatiga crónica.

En suma, la ozonoterapia es una terapia integral de regeneración, desintoxicación y limpieza de las células y del organismo por norma general.

¿Qué es la ozonoterapia?

La Asociación Argentina del Ozono (ADELO) afirma que la ozonoterapia es la técnica consistente en la utilización del gas ozono como elemento catalizador.

Este tratamiento es natural y tiene acción esterilizadora, desinfectante, cicatrizadora y antiviral. Además de esto tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes.

La ozonoterapia se emplea para tratar dolores y también inflamaciones. De ahí que es sumamente eficiente en el tratamiento, por servirnos de un ejemplo, de la artrosis o bien de la hernia de disco.

Mas asimismo se usa en diferentes enfermedades infecciosas, bacterianas, reumáticas, vasculares, neumológicas, gastrointestinales, oftalmológicas, metabólicas, dermatológicas, oncológicas, etcétera.

En el campo de la estética, puede emplearse para tratar una hernia de disco con ozonoterapia o máculas de la piel y la rosácea.Ozonoterapia

En los últimos tiempos, la ozonoterapia se volvió una terapia reconocida y muchos pacientes hallaron en ella una opción alternativa de cura y prevención de malestares y enfermedades.

Prácticamente no tiene contraindicaciones ni produce efectos secundarios en el cuerpo como sí lo tienen muchos fármacos. De ahí que puede marchar realmente bien como una terapia complementaria y coayudante a los tratamientos medicinales.

¿Para qué exactamente se emplea la ozonoterapia?

La ozonoterapia es una técnica que se emplea para el tratamiento de distintas problemáticas desde el acné y la celulitis hasta la depresión o bien la impotencia sexual.

Conforme la página web de la ADELO, la ozonoterapia ayuda a luchar contra las enfermedades infecciosas, parasitarias, reumáticas, vasculares, neurológicas, gastrointestinales, oftalmológicas, metabólicas, dermatológicas, estéticas, traumatológicas, oncológicas, cardiológicas, etcétera. También se usa esta técnica en cosmiatría y odontología.

En el caso de la hernia discal, la cirugía siempre y en todo momento es recomendada como última opción.

La ozonoterapia puede ofrecerse como opción alternativa para aliviar el dolor de las articulaciones inquietas.

Los resultados dependen de cada paciente y, generalmente, se efectúan 2 aplicaciones semanales a lo largo de 5 o bien 6 semanas. Cuando concluye el tratamiento, se puede aconsejar rehabilitación.

Asimismo se usa en el tratamiento de la artrosis, una enfermedad crónica degenerante que genera el deterioro progresivo de los cartílagos que se encuentran entre los huesos.

En un caso así, la terapia sirve como calmante y reparador. El tratamiento es de larga duración y los dolores van a ir desapareciendo de forma gradual y progresiva.

Para el tratamiento del Epoc Crónico, por servirnos de un ejemplo, la doctora Rieck aconseja ozonoterapia sistémica para combatir el agobio oxidativo y terapia con células madres para progresar la función pulmonar.

En el caso de la fibromalgia, la doctora Georgina Vidal Bianchi aconseja esta combinación de la ozonoterapia con el plasma rico en plaquetas.

En el campo de la estética, la ozonoterapia se emplea para la restauración pilífero, el tratamiento del acné, la rosácea y fortalece la piel mejorando de manera notable la celulitis y flacidez. Además de esto, ayuda en los procesos de pérdida de peso pues deja quitar los ácidos grasos.

Al lado de la Cavitación Ultrasónica, el Drenaje Linfático y la Radiofrecuencia, se ha transformado en una opción alternativa no quirúrgica a la lipoescultura y en una poderosa herramienta capaz de asegurar resultados para modelar la figura de forma segura, eficiente y durable.