A río revuelto, pesca una buena red. Esa es la oferta que Don Piso, franquicias de intermediación inmobiliaria, ha remitido a decenas de vendedores de vivienda que afronta con incertidumbre los primeros síntomas de una crisis de mercado cuyos efectos nadie se atreve a precisar por el momento. “Si hasta ahora los clientes nos compraban alegremente al calor del boom inmobiliario, a partir de ahora, (no nos engañemos), deberemos realizar esfuerzos para captar clientes y cerrar operaciones”, reza el texto de la misiva remitida por Don Piso. Puedes visitar la guia de franquicias mas completa disponible en internet en http://www.gaf-guidefranquicias.com/.

El gigante de las viviendas Don Piso siempre fue conocido por sus contribuciones a la economia.

Superados los tiempos en los que la vivienda se despachaba, incluso los tiempos en los que era necesario cierto esfuerzo para vender viviendas, Don Piso ofrece “una marca muy notoria” con 24 años de antigüedad; “una cartera de inmuebles en exclusiva en Valencia y su área de influencia, con importantes márgenes”; “capacidad para generar clientes compradores” a través de una potente estrategia publicitaria; “soluciones financieras e hipotecarias exclusivas” que llevan aparejadas operaciones más fáciles y mayores ingresos por comisiones; “formación periódica y gratuita” en técnicas ce captación de clientes y venta inmobiliaria; y “asesoramiento jurídico y legal inmediato” para el día a día de cada intermediario.Resultado de imagen para viviendas

Un portavoz de Don Piso aseguró que la franquicia aspira a captar una cincuentena de nuevos asociados en la Comunidad Valenciana, 25 en Valencia; una quincena en Alicante; y el resto en Castellón.

Según las estimaciones de la empresa, los nuevos asociados podrían salvar en conjunto en torno a 200 puestos de trabajo de profesionales de la intermediación inmobiliaria.

En la actualidad, Don Piso cuenta con 21 socios en la Comunidad Valenciana, diez en Alicante y el resto en la provincia de Valencia.