Es una moderna forma de comercialización de productos o bien servicios por la que el franquiciante da el derecho de vender productos o servicios bajo su marca y publicidad y a trabajar bajo su sistema de operaciones a un tercero, llamado franquiciado.

* El franquiciado le paga al franquiciante un derecho inicial y regalías mensuales, asumiendo el riesgo comercial de la operación de la franquicia.

* Ello hace que ceda el derecho a usar su nombre comercial y la marca de productos y servicios, el KNOW HOW, los métodos técnicos y de negocio, el procedimiento y otros derechos de propiedad industrial e intelectual, apoyando al franquiciado con la prestación de asistencia comercial y técnica mientras dure el contrato de franquicia pactado entre ambas partes.

* La marca garantiza calidad, moda, confiabilidad, prestigio, y por sobre todo, garantiza atraer, retener y fidelizar clientes.

Ventajas de un sistema de franchising
Ocasión única de pertenecer a un negocio exitoso y de probado rendimiento.

Utilización de una marca acreditada y de amplia difusión entre el público destinatario.

Muy bajo o prácticamente nulo nivel de riesgo comercial.

Operación independiente, por el hecho de que en definitiva el franquiciado es dueño de su negocio, aún cuando tenga que seguir parámetros operacionales que le da el franquiciante.

Optimización de su inversión, puesto que será guiado por el franquiciante para realizar la mejor estrategia de desarrollo del negocio.

Publicidad corporativa, logrando una sinergia entre las diferentes acciones.